Santos - Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica

San Gregorio el Decapolita
San Gregorio el Decapolita
El Santo vivió en el siglo IX, era oriundo de Erinopolis de Decapolis en Asia Menor. Poseía una educación cristiana inculcada por su madre Maria, quiénes, con su fe viva en Cristo, alimento a su hijo según los mandatos del evangelio. Gregorio fue ordenado monje de joven y lucho intensamente para perfeccionarse, aquello que lo distinguía eran su dedicación a la oración y los conocimientos que poseía, considerándolos esencial para mantener su mente limpia y la soberanía moral de la carne. Todos los que le consultaban porque daba ese particular empeño en esas virtudes contestaba con las palabras del Evangelio: “Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre”. (1° Epístola a los Corintios 9:25). San Gregorio no satisfecho solamente en la vida monástica, participo de cerca de las duras luchas contra los iconoclastas. Hizo muchos viajes a Efeso, Constantinopla, Corinto, Roma, Sicilia, Tesalónica donde se radico en el monasterio de San Minas, y por ultimo fue a Constantinopla dónde, después de muchos trabajos en la defensa de Ortodoxia, reposó en paz en el año 816.
© 2006 / Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica / Todos los derechos reservados.