Santos - Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica

San Barlaam de Khutyn
San Barlaam de Khutyn
Barlaam nació en el seno de una rica familia de Novgorod, Rusia. Su nombre de bautismo era Alejo. Cuando murieron sus padres, el joven vendió sus propiedades, repartió entre los pobres la mayor parte del producto y se retiró a un sitio solitario de las riberas del Volga, llamado Khutyn. La fama de sus virtudes le atrajo, con el tiempo, a algunos compañeros. El santo los organizó en forma de comunidad monástica, asumió el gobierno de la abadía y adoptó el nombre de Barlaam. El abad reconstruyó en piedra la capilla de madera y la dedicó a la Transfiguración. Los peregrinos y visitantes empezaron a acudir en gran número al nuevo monasterio. Uno de los más distinguidos fue el duque Yaroslav, quien se convirtió en bienhechor del monasterio. San Barlaam no vivió mucho tiempo después de haber fundado la abadía. Murió el 6 de noviembre de 1193, tras haber tomado las medidas necesarias para que su obra le sobreviviese y haber elegido al monje Antonio por sucesor suyo. Dios obró numerosos milagros en el sepulcro de Barlaam, cuyas reliquias fueron entronizadas solemnemente en 1452.
© 2006 / Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica / Todos los derechos reservados.