Santos - Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica

Los santos Akindinos, Afthonio, Pigasio, Elpidoforo y Anembodisto
Los santos Akindinos, Afthonio, Pigasio, Elpidoforo y Anembodisto
Eran dignatarios del rey Persa Sapor II, debido a que admitieron su fe cristiana, fueron arrestados y azotados cruelmente, luego fueron arrojados al fuego, pero las apasionadas oraciones de los Santos a Dios tuvieron respuesta, desatándose una tormenta y extinguiendo el fuego. Lo sucedido causo miedo en los persas y su rey, con el resultado de posponer la muerte de los valientes cristianos, pero luego de algunos días, al no cambiar los santos su fe, fueron decapitados, primero Akindinos, luego lo trajeron a Elpidoforo y le dijeron que sea razonable, como un hombre letrado que era y sabía distinguir entre la verdad y la mentira. El santo le contesto: “Por eso creo en Cristo, porque él es le camino la verdad y la vida” La respuesta lo puso fuera de si al rey, y enseguida lo decapito. Estos sacrificios vivificaban al resto que permanecían firmes en la fe. Entonces Sapor ordeno lanzarlos a las llamas, donde entregaron sus espíritus.
© 2006 / Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica / Todos los derechos reservados.